Dale alma a tu marca, empresa o negocio

Dale alma a tu marca, empresa o negocio
Comunica mejor uniendo el poder del diseño y las palabras. Crea vínculos con los clientes que ya tienes y atrae nuevos clientes mediante la combinación infalible del diseño y los contenidos

Lo último en el Blog

¿La gente entiende lo que quiere entender? ¿O es que no estás comunicando de forma clara?

marketingytal
¿La gente entiende lo que quiere entender? ¿O no estás comunicando de forma clara?Hace poco estaba esperando para ser atendida en la recepción de un céntrico hotel. Delante de mi estaba haciendo el check-in una pareja joven. Ellos habían llegado en coche y su primera pregunta al personal de recepción fue confirmar que podían dejar su vehículo en el parking del hotel todos los días de su estancia por un precio cerrado (27€), tal como habían ‘leído’ en una popular página de reserva de hoteles.

La persona que estaba en recepción les contestó que por supuesto podían dejar el coche en el parking del hotel, que efectivamente no era necesario reservarlo, que el precio era el que habían visto en la web, peeeero (siempre hay un pero, ¿verdad?) que el precio era por día. Es decir, que cada día que su coche permaneciese en el parking del hotel debían pagar 27€.

Finalmente, el asunto quedó aclarado y la pareja finalizó su check-in. Cuando se fueron, mientras yo aún esperaba para ser atendida, la persona que había atendido a la pareja comentó a su compañera: ‘Es que la gente entiende lo que quiere entender’.

¿Es esto verdad? ¿Entendemos lo que queremos?

Probablemente sea así a veces. De hecho, conozco la página de reserva de hoteles en cuestión (la que mencionaba la pareja joven de la anécdota), he utilizado sus servicios y considero que la información relativa a las condiciones de uso de los parkings de los hoteles es bastante clara y concreta.

Pero no siempre es así.

De hecho, recientemente he tenido ocasión de comprobarlo en la redacción de un texto para un sorteo de un ecommerce. 
El ecommerce quería sortear un producto concreto para promocionar la tienda. Sin embargo, tras hacer la comunicación se dieron cuenta de que prácticamente todas las personas que participaban daban por hecho que elegirían su premio entre todos los productos disponibles en la tienda en caso de ser los afortunados.

¿Qué había ocurrido? ¿Por qué el malentendido? Tras leer el texto de la comunicación del sorteo me di cuenta de que la confusión venía de una frase concreta. Era, sencillamente, que el texto inducía a error.

Esto ocurre con demasiada frecuencia, sobre todo cuando no valoramos la importancia de los textos o tenemos mucha ‘prisa’.

Ay, la prisa… Es un gran mal hoy en día y especialmente en comunicación y marketing. Tenemos tanta prisa que a veces no leemos una segunda vez lo que escribimos. En un blog, en un email, incluso en una promoción.

2 pequeños tips para revisar tus comunicaciones y que se entienda bien lo que quieres decir
  • Concrección. No es un concurso de redacción al párrafo más largo y mejor hilado del mundo. Tampoco es una competición de metáforas o figuras literarias. Ve al grano. Sin miedo. Con frases cortas, concisas y claras.
  • Lee una vez, dos veces, tres veces. Haz que lo lean otras personas. Dejar reposar los textos. Retomarlos. Releerlos. Hacer que personas ajenas a nosotros y a nuestro negocio los lean. Como decía antes, no se trata de ganar un premio literario (aunque no es incompatible) sino de no perder el foco y recordar que estamos intentando contar algo. Ese algo pueden ser nuestros servicios, por qué estamos ahí o por qué me tienen que elegir a mi y no a otro. No creo que nadie puede decir que esa información es irrelevante o que no tiene importancia. ¡Tiene toda la importancia!
La creatividad y la calidad necesitan mimo y tiempo, pero os aseguro que también se notan y los clientes saben apreciarlas.

Todos, todos los textos son importantes: los de la página web, las publicaciones de Facebook, los folletos y catálogos... Así que éste es mi consejo para todos los que queráis comunicar algo sobre vuestros proyectos o negocios: ¡tomaros un tiempo! O, si habéis subcontratado a algún especialista en copywriting los textos, genial, pero tampoco le presionéis.

Ideas para configurar de forma perfecta los perfiles de tu empresa (o los tuyos) en redes sociales

marketingytal
Ideas para configurar de forma perfecta los perfiles de tu empresa (o los tuyos) en redes sociales

No todos tenemos por qué estar en todas las redes sociales, pero casi seguro que estás en alguna, tanto a nivel personal como profesional. Hace algunos años las empresas también decidieron entrar casi en masa en ese ‘paraíso’, las redes sociales, donde vender, viralizar y enganchar parecía tan fácil.

La realidad ha demostrado que la cosa no era tan sencilla. Como todo, requería de dedicación, esfuerzo y, cada vez más, dinero. Y es que las principales redes sociales, conscientes del filón económico, han ido modificando sus algoritmos. Es especialmente notorio el caso de Facebook, donde las cifras de alcance han caído significativamente. Las publicaciones de las empresas son cada vez menos vistas por los seguidores de las páginas de empresa, a no ser que pasemos por caja y promocionemos dichas publicaciones.

Esto no significa que las redes sociales, dentro de una estrategia y siendo conscientes de sus limitaciones, no sean útiles y prácticas.

Y es por ello que es importantísimo ofrecer la mejor imagen en los perfiles en redes sociales, tanto en los corporativos como en los profesionales.

En general, independientemente de la red social, hay tres detalles muy importantes que debes cuidar:
  • La foto o imagen de perfil.
  • La imagen de cabecera.
  • Los textos.

La foto o imagen de perfil

A priori parece lo más fácil.

Generalmente la foto de perfil de una red social es en formato cuadrado y es importante que lo respetes; nunca distorsiones una imagen para que ‘encaje’ dentro del formato cuadrado.

Mi recomendación es que, cuando se trate de un perfil profesional, utilicemos una foto de índole profesional. O sea que si sueles trabajar con traje y corbata salgas con traje y corbata en la foto. Sonreír y mostrar nuestra cara más amable ayuda. Elije ropa y peinado que te favorezcan y cuida tu postura corporal para transmitir seguridad, confianza y energía.

Cuando se trate de un perfil de empresa hay que elegir una imagen de perfil que efectivamente represente a esa empresa. En el común de los casos ese nivel de representatividad lo suele ofrecer el logotipo. Pero, ¡cuidado! Como decía antes, el formato de la imagen de perfil suele ser cuadrado y es clave que no distorsiones el logo de tu empresa. ¡Distorsionar el logo siempre da muy mala imagen!

Si el logo de tu empresa tiene algún símbolo puede ser una buena idea hacer una versión cuadrada de ese símbolo para que sirva como ‘avatar’ en redes sociales.

En casos muy concretos, una foto de producto o del edificio o la oficina también puede funcionar,
pero sólo si es súper representativo de la empresa y tus seguidores lo van a identificar rápidamente y sin esfuerzo.

En todo caso, la foto debe tener calidad suficiente, ¡nada de ampliaciones ni píxeles a la vista!

La imagen de cabecera

La imagen de cabecera es esa que imagen que está en la parte superior de la red social y sobre la que normalmente ‘se monta’ la foto de perfil.

Por su ubicación y tamaño, la imagen de cabecera nos da muchísimas posibilidades creativas, sobre todo si la dejamos en manos de un diseñador :) Por ejemplo, podemos aplicar cajas con el color corporativo de la empresa o jugar con esta imagen de manera que prácticamente interactúe con la foto de perfil y cuenten una historia.

Algunas ideas para la imagen de cabecera:
  • Foto de equipo de trabajo de la empresa
  • Foto de la fachada del edificio (si es atractiva y está limpia)
  • Foto del interior de las oficinas (igualmente es importante que la oficina esté ordenada y bien iluminada y tenga una decoración actractiva)
  • Bodegón de uno o varios productos
  • Foto de la ciudad donde está el negocio
  • Fotos creativas vinculadas con nuestra actividad: el mar, el cielo, el campo, la playa, una estación de sky, ropa, papel… ¡Las posibilidades son infinitas! Sólo tienes que pensar un poco en tu negocio o empresa y buscar una imagen que comunique algo.

Eso sí, llegados a este punto te hago una advertencia: ten cuidado de que la imagen que uses realmente se pueda utilizar. Las imágenes que encontramos por Internet tienen propiedad intelectual y no podemos aprovecharnos de ellas. Para no tener problemas, busca imágenes libres de derechos en bancos gratuitos.
Por otro lado, te recomiendo que en la imagen de cabecera uses sólo foto y no la manches con textos, sloganes o promociones publicitarias. No quedará bien y además, ¡en el móvil no se va a leer! Y la mayoría de las personas utilizamos las redes sociales desde el teléfono móvil…

El texto de presentación

En todas las redes sociales hay algún espacio para escribir una pequeña frase o párrafo sobre ti o tu empresa.

Este texto es una oportunidad única para presentarnos y seducir. Ya sabes lo que dicen: la primera impresión es lo que cuenta.

Considero que este copy es súper importante y que debe ser más que una presentación más o menos comercial de lo que hacemos. ¡Intenta ponerle algo de chispa y distinguirte de tu competencia!

Por qué una página web es un ser vivo y hay que regarla (sí, como a las plantas)

marketingytal
Por qué una página web es un ser vivo y hay que regarla (sí, como a las plantas)
Y casi, casi, echarle abono. Y es que es habitual que cuando una empresa o profesional ‘hace’ o manda hacer su página web y ésta está ya en el aire el tema parece quedar zanjado. Por un tiempo. Unos años. O los siglos de los siglos, amén.

Pues esto es un grave error de concepto. Las empresas y los profesionales somos seres vivos, con corazón, con alma, con ideas, con altibajos… Cambiamos de talla de ropa, cambiamos de costumbres, cambiamos de móvil y a veces hasta cambiamos de opinión. Pero esperamos que la página web quede inalterable por el tiempo.

No te puedes hacer una idea de la cantidad de veces que hago modificaciones en mis páginas web. Con mucha frecuencia pulo elementos de diseño, fotos y textos. A menudo es porque soy una perfeccionista del copy y siempre encuentro algo que pulir, pero otras veces es porque he cambiado el enfoque en algo, tengo nuevas fotos de producto etc. Y la estructura la reviso al menos una vez al año. Sí, es tanto trabajo como parece. Y no, al igual que a ti, no me sobra el tiempo.

Sé que es un gran esfuerzo, pero a diario me encuentro con páginas web desfasadas, poco usables o que directamente no representan el sentir actual de la empresa o no están orientadas a los objetivos del negocio.

Lo cual, además de ser una pena, es un problema.
¿Sabías que el 80% de las personas investigan en Internet antes de comprar? (según un estudio de la consultora Deloitte) ¡El 80%! 

Sí, si alguien está interesado en tu producto o servicio va a investigarte en Internet. Quiere ver tu web, la ficha de tu producto o servicio, comentarios o referencias de otros clientes… Quiere conocerte mejor: ¡pónselo fácil!

Checklist básica para saber si tienes que actualizar tu página web
  • ¿El logotipo que aparece es el que tiene que ser o es uno que fue… hace 15 años?
  • ¿La dirección postal, teléfonos de contacto etc. son correctos?
  • ¿El catálogo de productos o servicios está desfasado?
  • ¿Tu foto o la foto de la oficina o el edificio tiene más de 2 años?
  • ¿Los textos de tu web son adecuados para tus clientes actuales o parecen haber sido escritos hace 20 años?
  • ¿Tu página web se ve sin dificultad en un Smartphone?
  • ¿Tu página web, mediante sus textos y mensajes, refleja a qué se dedica la empresa y qué ofrece?
  • ¿Hay páginas o imágenes que no cargan, enlaces rotos?
  • ¿Hay vínculos en tu página web a tus perfiles en redes sociales, si los tienes?
  • ¿Qué hay de los textos legales de tu web?

Dicho de otro modo, necesitas ¡ya! revisar / rediseñar tu página web si:
  • No se ve correctamente en dispositivos móviles (el famoso diseño responsive)
  • Su aspecto es obsoleto, pasado de moda (y es notorio)
  • Tus clientes no encuentran la información que buscan
  • Tu catálogo de productos / servicios está obsoleto
  • Has cambiado o rediseñado tu imagen corporativa o tu posicionamiento en el mercado

También te aconsejo revisar tu web ya que continuamente salen nuevas soluciones y funcionalidades que pueden ayudarte en los objetivos de tu negocio (conseguir más contactos, solicitudes de presupuesto, notoriedad etc.).

Cualquier negocio, sea cual sea está vivo. No importa que seas freelance, profesional independiente, comercio, empresa del sector industrial… Las webs del principio de Internet, webs estáticas, han desaparecido: los clientes quieren más y mejor información, actual y fresca, como consejos útiles, ofertas y promociones, juegos y entretenimientos…

Está claro que no todos tenemos recursos para llegar a cierto nivel, pero sí hay unos mínimos que una página web debe cumplir. Y, si tienes página web, debes contar con unos ciertos gastos de mantenimiento al año, no sólo de la parte técnica, sino también de la parte de diseño y contenido.

Algunas empresas que han trabajado conmigo