¿Está tu web a la altura de tu negocio?


Ante la falta de oportunidades de empleo por cuenta ajena, son muchos los que lanzan proyectos por su propia cuenta y riesgo. Paseas por la calle y vas descubriendo joyas en forma de locales nuevos, luminosos, con interiorismos perfectamente cuidados: pequeños restaurantes y cafés, coquetas tiendas y talleres...
¡Estupendo! Es genial ver que la gente se mueve y pone en marcha sus ideas con ilusión.

Anotas mentalmente el nombre de esa tienda, restaurante o taller. Y en algún momento, cuando te acuerdas, decides buscarlo en Internet (bueno, para qué nos vamos a engañar, en Google...), sólo para saber de qué va, sus menús o las fechas de los talleres.

¿Qué es lo que vas a encontrar?


1. Ese precioso negocio que llamó tu atención ¡no tiene página web! 
Quizás,con un poco de suerte, aparece en algún directorio de la ciudad y poco más. Señoras y señores, hoy en día, tener una web es casi una obligación. Dediquen un poco de su presupuesto y esfuerzo a tener una presencia on line adecuada, por mínima que sea.

2. Tiene una web o blog sin apenas información práctica
Otro error muy común. Una web debe responder a algunas cosas sencillas, como a qué se dedica la empresa, qué ofrece, cómo contactar con ellos... En función de la complejidad del negocio y de los recursos se pueden añadir muchas cosas, como fotos, tutoriales, noticias etc. Pero lo primero es que la estructura básica y los contenidos esenciales estén bien colocados.

3. Tiene una web o blog sin actualizar
Inaguraron el negocio hace un año. Escribieron un par de post sobre ello y... un año después, nada. Pero el negocio sigue activo, ¿no? Estaba abierto cuando pasé por allí. 
Creo que pocos empresarios son conscientes de la mala imagen que da tener una web desactualizada. No hace falta publicar una información al día; ni siquiera una información al mes. Basta con que haya una página de bienvenida y con actualizar la información que el negocio requiera. ¡No es tan complicado!

¿Por qué debe preocuparte esto?

Si al iniciar tu negocio te has preocupado de poner un rótulo perfecto para ti, si has mimado la iluminación y decoración, si hasta dudaste entre varias cajas registradoras... ¿Por qué desdeñar tu imagen on line? Muchas veces las primera toma de contacto con tus clientes puede ser on line. Y tu precioso local se merece una preciosa y cuidada página web. No necesariamente cara, pero sí adaptada a tu negocio.

Soluciones sencillas
Si tienes un rótulo tienes un logotipo. ¡Bien! Eso es bueno.
Con un logotipo, un par de fotos chulas de tu local y trasteando un poco puedes hacer tu blog y actualizarlo tú mismo. Puedes utilizar plataformas gratuitas como Blogger o Tumblr o usar herramientas con más posibilidades como Wordpress.
Si quieres, también existen en el mercado herramientas de bajo coste para hacerte tú mismo tu página web.
Lo que siempre es recomendable es comprar tu dominio (la dirección de internet de tu página, con el nombre de tu negocio).

Merece la pena invertir un poco
Pero si realmente quieres dar una buena imagen, ¡consulta con un profesional! Del mismo modo que has confiado en profesionales para la puesta a punto de tu local, confía tu imagen a un experto. Sé sincero respecto a tus recursos y el profesional te dará lo mejor que pueda darte dentro de tu presupuesto.

Por favor, ¡que vuestras webs estén a la altura de vuestros locales! Vuestra ilusión y vuestro negocio lo merecen :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario