6 buenas prácticas que no pasan de moda para cuidar tu lista de correo

6 buenas prácticas para cuidar tu lista de correo que no pasan de moda

Lo confieso: soy una apasionada del email marketing. De cuando en cuando se oye que el email marketing ha muerto... Y nada más lejos de la realidad: si se hace bien, creo que es una herramienta muy potente de comunicación con tus clientes y tu comunidad.

Pero, ¿qué es cuidar la lista de correo?
No hace falta más que manejar un par de listas de correo de diferentes empresas para ser consciente de cómo esas listas se comportan en función de lo que reciben.

Me gusta poner de ejemplo una lista que manejo de un proyecto muy pequeño. El proyecto es pequeño y la lista es pequeña, sin embargo:
  • crece de forma regular y estable, sin prisa, pero sin pausa, poco a poco
  • tan sólo una persona se ha dado de baja en más de 12 meses
  • la tasa de apertura suele rondar el 40%
  • y la tasa de clics supera en cada envío el 10%
¿Es esto posible? Pienso que sí, si se siguen ciertas normas básicas

No engordes tu lista de correo sin sentido. Valora la calidad por encima de la cantidad.
Está bastante claro que forzar el crecimiento de una lista de correo no sirve de nada. Si ofreces algo gratis y se suscriben a la lista parece que has conseguido algo. Pero si dos envíos después esas personas se dan de baja porque lo que estás enviando no les interesa y sólo querían ese "algo gratis" ese esfuerzo apenas tiene valor.
Como en todo, es necesario tener una estrategia y enfocarnos bien hacia las personas que queremos que estén en nuestra lista.

No engordes tu lista de correo sin sentido. Valora la calidad por encima de la cantidad.

Envía información interesante para los integrantes de tu lista de correo.
Parece una obviedad y sin embargo no es tan sencillo. Es necesario ponernos en la piel de quienes forman parte de nuestra lista y ofrecerles cosas interesantes para que cuando vean nuestro nombre como remitente en la bandeja de entrada quieran abrir nuestro correo por la sencilla razón de que saben de ante mano que les va a interesar.

Personaliza el mensaje.
Es uno de los secretos para establecer una relación con cada de uno de los integrantes de tu lista de correo. Las redes sociales son públicas; en cambio, el e-mail parece brindarnos la oportunidad de una relación más íntima y discreta Me recuerda un poco a eso que dicen en la radio: "ahora que no nos oye nadie".  En realidad, en el fondo todos sabemos que ese mensaje no es exclusivo para nosotros, pero ¿a que lo parece?

6 tips para cuidar tu lista de correo


Ponlo fácil: las palabras y el diseño, al servicio de las personas.
Haz memoria: ¿cuántos correos lees directamente en tu teléfono móvil? Seguro que muchos, y cada día más... Pues hay que tenerlo muy en cuenta a la hora de planificar el tono de nuestros e-mails, así como el diseño. Apuesta por la sencillez tanto en el lenguaje como en el diseño.

Ponlo fácil: las palabras y el diseño, al servicio de las personas.


Menos es más. No hagas spam.
¿Alguna vez has tenido la sensación de sentirte "abrasado" tras apuntarte a una lista de correo? ¿Verdad que es desagradable y nos hace arrepentirnos de habernos dado de alta? Otra forma de cuidar tu lista de correo es enviarle los mensajes necesarios, ni más ni menos.

Sé transparente.
Aunque muchas empresas no comprenden esto, hay que ponerlo fácil a quien quiere darse de baja de nuestra lista. Y por ponerlo fácil me refiero a que el enlace esté bien visible y el proceso sea fácil. No sólo porque la ley lo dice (que también) sino porque nos revela como transparentes. Eso sí, nadie dice que no podamos hacer un último intento de no perder a nuestro suscriptor. OyeDeb lo hace así de bien:

6 tips para cuidar tu lista de correo





No hay comentarios:

Publicar un comentario