La verdadera razón por la que tu competencia tiene un blog corporativo (y tú o tu empresa deberíais tenerlo)


Conversación con los clientes, ofrecer valor añadido… Son ideas que suenan muy bien. Pero lo cierto es que la razón principal por la que la mayoría de empresas lanzan un blog es simplemente que conseguirán más visitas a su página web. Así de sencillo… y de contundente. Por ejemplo, según un estudio de Hubspot, las pymes que tiene un blog reciben un 55% más de tráfico hacia su web que las que no lo usan.


Mucho se ha hablado (y habla) de los beneficios que aporta tener un blog corporativo para las estrategias de marketing y venta de las empresas. Sin embargo, en los entornos B2B y en el sector industrial todavía se muestran muchos recelos. ¿Realmente tengo algo interesante que contar? ¿Cómo puedo hacerlo? ¿Merecerá la pena el esfuerzo? Éstas, y seguramente otras, son cuestiones que se plantean los directivos y responsables de comunicación y marketing de las empresas de ámbito industrial.

En realidad, lo que llamamos blog corporativo no es más que un sitio web en el que una empresa ofrece contenidos de valor para sus clientes, tanto los que ya lo son, como los que podrían llegar a serlo. 

El primer punto diferencial del blog corporativo con respecto a las páginas web corporativas tal como éstas se concebían hace algunos años es que nos ofrece la posibilidad de acercarnos al cliente. Y es que el cliente puede aportar su punto de vista en los comentarios, permitiéndonos hablar con él de tú a tú y aportándonos una valiosísima información sobre sus propios gustos e intereses. El segundo punto es que, además, tener un blog corporativo con actualización constante de contenidos nos permite mantener una estrategia coherente en redes sociales como Twitter o Facebook, pero también en redes profesionales, como LinkedIn.

El hecho de tener (y mantener) un blog corporativo influye de manera positiva en el posicionamiento en Internet, en buscadores como Google. Hoy día puede decirse que es prácticamente una obligación para cualquier pyme contar con un blog y una mínima estrategia de contenidos, y no sólo la típica página web estática llena de textos corporativos y generales que no conectan con sus clientes.

Por supuesto, éste no es el único beneficio.  

Éstos son otros puntos positivos que aportan los blogs de empresa:

  •  Cercanía con el cliente y el público objetivo. El blog corporativo nos permite mantener una especia de conversación virtual con nuestra audiencia.
  •  Comunicación viral. Podremos compartir y viralizar los contenidos de nuestro blog en nuestras propias redes sociales. Además, si son interesantes y aportan valor añadido los clientes, prensa y expertos del sector también querrán compartirlos.
  • Fidelización y confianza. La figura del blog está vinculada a conceptos tan positivos como la transparencia, el compartir, la reciprocidad…
  • Notoriedad y marca. Un blog corporativo posiciona a una empresa no sólo en buscadores como Google, sino también en la mente de las personas. Es un escenario perfecto para ‘hacer marca’.

Trucos de experto sobre cómo escribir de forma eficaz en Internet por medio de un blog corporativo

Ahora que ya tienes claro que tu empresa necesita un blog corporativo, la siguiente cuestión es ¿qué cuento? Y ¿cómo lo cuento?

En ese sentido, el primer consejo es siempre definir una estrategia y un calendario de contenidos.
Respecto a la estrategia, se trata de pensar alrededor de qué palabras clave, ideas, conceptos, productos o servicios se debe posicionar la empresa y concretar qué temas nos permitirán desarrollar esas palabras clave. 

Es importante que abunden esas palabras clave estratégicas para nuestro negocio (no olvidemos que incidir en ellas nos puede traer visitas y posibles nuevos clientes), pero cuidando siempre la redacción para que no se pierda el tono personal y acabe pareciendo que el texto lo ha escrito un robot de Google. 

Por cierto, una muy buena práctica es que la palabra clave que te interesa esté presente en el título del post.

A la hora de pensar en los temas hay que centrarse en a quién nos dirigimos.
Las empresas industriales suelen sentir reticencias en este punto. Evidentemente, puede parecer más bonito el blog de una empresa de alimentación que puede publicar recetas que hablar de tornillos, máquinas o cajas de cartón. 

Pero esto es una verdad relativa. En todos los sectores y empresas trabajamos con personas. Personas que se enfrentan a problemas y dificultades. 

¿Qué es lo que le preocupa y cómo puede nuestra empresa ayudarle a solucionarlo? ¿Qué temas le gustan o son de su interés? Poner el foco, el punto de vista en nuestro cliente nos ayudará a acertar, sea cual sea el sector en el que nos movamos.

Planifica con antelación el calendario de contenidos.
 
En cuanto al calendario, se trata de establecer con qué periodicidad publicaremoscontenido nuevo en el blog corporativo (por ejemplo, una vez al día, una vez a la semana…) y cuándo hablar de cada tema.
Por ejemplo, si va a haber una feria muy importante del sector en octubre es bueno tenerlo previsto y aprovechar ese mes para en varios textos presentar las novedades que llevaremos a ese encuentro profesional, informes sobre cómo está el sector, consejos para los clientes que vayan a visitar la feria etc.

Encuentra el tono adecuado para tu mensaje

A la hora de escribir lo más recomendable es hacerlo con sencillez y de manera comprensible,pensando siempre en las personas que nos van a leer, pero tratando de ofrecer un plus de creatividad y un enfoque distinto. No se trata de contar lo mismo que ya han contado otros y hacerlo de la misma manera, sino de transmitir por qué somos diferentes y de atraer a la audiencia. 

Enriquece los textos con material audiovisual

No es que una imagen valga más que mil palabras, pero hay que concebir un blog cómo algo más que texto y, siempre que sea posible, acompañar el artículo de imágenes de buena calidad, y publicar post en formato video, podcast, infografía…

Por ejemplo:

  • Un video en el que el director de calidad explica consejos sobre cómo alargar la vida útil de una máquina que produce/comercializa nuestra empresa
  • Un podcast de audio contando nuestra experiencia en la feria más importante del sector en la que acabamos de estar
  • Una infografía sobre cómo nuestro producto cumple con alguna reciente normativa (en materia de seguridad, de medio ambiente etc.) 

 Nadie dijo que fuera fácil, pero sin duda los buenos profesionales y las buenas empresas pueden aprovecharse (y beneficiarse) de ofrecer un propia voz en la bloggosfera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario