El diseño no tiene que ser bonito, tiene que comunicar (de forma efectiva) lo que quieres

El diseño no tiene que ser bonito, tiene que comunicar

Sin duda, la parte más fascinante del diseño a menudo la encontramos en la estética. Los juegos gráficos, la síntesis en un logo, los colores que nos seducen... Pero lo que nunca podemos olvidar es que el diseño cumple una función: la de comunicar.

Diseño para comunicar.
Sí, como suena.

Por ejemplo, por mucho que te guste una tipografía, si no se lee bien ¿cómo vas a utilizarla en un informe?

Pónmelo bonito.

Esto me lo han dicho mucísimas veces. Muchísimos tipos de clientes. Y es un error. Por supuesto el diseño debe ser agradable... para el público objetivo al que está destinado. No para el cliente o para el diseñador, no. Para quien está destinado a ver ese diseño, para quien le vamos a pedir que realice una cción en base a ese diseño (quizás comprar algo, dar un ok a un prespuesto, encargar un servicio, visitar una página web...)

Esto significa que el diseño debe contemplar una parte muy práctica o pragmática, si cabe. Esa parte parece que tiene menos glamour, pero, créeme, es la clave de todo.

Lo importante es que el diseño funcione. Que la gente lea lo que quieres que lea. Que tu cliente encuentre lo que quieres que encuentre. Todo debe estar pensado para que sea fácil, sencillo, comprensible, agradable. No necesariamente 'bonito'.

Detrás de todo diseño hay algo que comunicar, ¿lo habías pensado?
Tu tarjeta de visita comunica. Tu catálogo comunica. Tu flyer comunica. Tu anuncio comunica. Tu cabecera de Facebook comumica. Puede ser una oferta, una filosofía de marca o por qué te deben elegir a ti y no a tu competencia.

Así que cuando trabajes con un diseñador o estés tratando de diseñar algo para ti mismo o tu empresa pregúntate siempre primero: "vale, ¿qué quiero comunicar con esto?, ¿con qué idea quiero que se quede la persona que lo va a leer o a la que se lo voy a enviar?".

Si quieres profundizar un poco más en este tema y reflexionar sobre la imagen que estás transmitiendo como profesional o freelance o la que está dando tu negocio te invito a leer mi guía 8 puntos imprescindibles para tener (y ofrecer) una imagen más profesional.

El diseño no tiene que ser bonito, tiene que comunicar