Hola, bienvenid@!!

Marketingytal

Soluciones DISCOM: comunicación +diseño Copywriter y redactora Comunicación visual e ilustración

Tu empresa necesita una newsletter ¡y lo sabes! Consejos para organizar tu newsletter corporativa

Tu empresa necesita una newsletter ¡y lo sabes! Consejos para organizar tu newsletter corporativa

En realidad, necesita mucho más que una newsletter. Necesita un sistema de comunicación recurrente por email con sus clientes reales y potenciales. Para que se acuerden de que existes y tengan en mente. Para posicionarte como quien puede solucionar su problema.

Si eres autónomo o tienes una empresa, ya vendas productos o servicios, tienes una base de datos de emails de tus clientes, como mínimo.

Es posible que, además, tengas una lista de los correos electrónicos de antiguos clientes (que ya no lo son) o de personas o empresas que te han pedido un presupuesto o información sobre un determinado producto o servicio.

También es muy posible que no estés haciendo nada con esa información. Es decir, que no estés comunicándote con esos clientes actuales y potenciales por email.

En los últimos años hemos asistido a un auténtico boom en las redes sociales. Parecían un canal perfecto para llegar masivamente a los posibles clientes. La realidad es otra: habitualmente el mensaje queda diluido entre un montón más de mensajes, más o menos parecidos.

Mientras tanto, tenemos una forma mucho más directa y óptima de comunicarnos con personas y empresas que, de un modo u otro, han manifestado interés en nuestros productos y servicios.

Ojo,  no digo que las redes sociales no sirvan, en absoluto (más bien son complementarias). Pero la relación por email tiene otras ventajas, como que es más íntima y privada.

Pero, ¿por qué me interesa mantener el contacto por email con mis clientes potenciales y reales?

Piénsalo bien: qué mejor manera de que alguien te tenga en su pensamiento que teniendo una especie de cita recurrente.

Una persona que se acostumbra a ver el nombre de tu empresa en su bandeja de entrada es una persona que se puede acordar de ti en el momento en que necesite solucionar algo en que puedas ayudarle.

Un ejemplo súper sencillo lo tenemos en las propias empresas proveedoras de herramientas para lanzar emailings, newsletters etc. Sí, MailChimp, Mailrelay, Acumba Mail, GetResponse etc publican contenidos con consejos para triunfar en email marketing. Y no lo hacen por amor al arte, no. Lo hacen para educarte en el sector, para ayudarte a mejorar. Porque cuanto mejor sea tu experiencia con ellos, más contento estarás y más les recomendarás.

Y esto es válido para cualquier sector.

Sólo necesitas una lista de emails (da igual lo grande o pequeña que sea) y temas o puntos de conexión que puedes aportar a tus clientes.

La newsletter corporativa es otra forma de hacer marketing de contenidos

Seguro que has leído por ahí lo importante que es practicar el marketing de contenidos para atraer clientes.

El marketing de contenidos no es más que ofrecer contenidos relevantes para tus clientes (potenciales o reales) y que además les invita a usar / comprar / consumir tu producto.

El concepto está muy de moda, pero no es que sea precisamente nuevo.

Muchos fabricantes alimenticios llevan décadas usándolos. Fíjate en el envase de la levadura para postres y encontrarás recetas desde hace años. La cosa hoy se ha sofisticado, pero la idea es la misma.

Igual que cuando el mecánico de coches te aconseja sobre cuándo cambiar el aceite del coche: te da información útil para evitar averías y al mismo tiempo te invita a ir a su taller.

Que la newsletter sea marketing de contenidos significa que debemos verlo como algo estratégico, algo que se planifica y que no se debe dejar al azar.

En ese sentido, hay que tener un calendario para planificar qué contenido vamos a enviar y cuándo.
El trabajar a varios meses vista nos ayuda mucho a la hora de gestionar los contenidos. Por ejemplo, si tengo una gestoría a primeros de año puedo pensar en enviar consejos para rellenar el modelo 340, mientras que en mayo puedo hablar sobre la declaración de la renta. También se puede prever cuándo se va a enviar la felicitación de Navidad o determinadas campañas promocionales.

Errores frecuentes en las newsletters corporativas

El error más común de las empresas que quieren lanzar una newsletter es no ver esto como marketing de contenidos y, por tanto,
  • No tener una estrategia a medio / largo plazo
  • Hablar sólo de ‘noticias’ y productos de la empresa, pero sin aportar valor
Cómo no debe ser una newsletter
  • Una newsletter no debe caer en el ‘ombliguismo corporativo’. Es decir, no envíes una newsletter para hablar sólo de ti y de lo guai que es tu empresa. Pon a tu cliente en el foco y envíale info práctica o consejos que sean útiles para él.
  • Una newsletter no es un anuncio. En una newsletter se pueden ‘anunciar’ y contar cosas, pero no es un anuncio en el sentido tradicional de la palabra. Una newsletter tampoco es un catálogo de productos o servicios, debe contar algo que enganche. Ten muy presente la regla del 20/80 a la hora de planificar los contenidos. Sólo el 20% de los contenidos debería ser puramente comercial. Enviar promociones e información comercial a diestro y siniestro sólo cansará a tu lista de contactos, que ignorarán tus emails o querrán darse de baja.
  • Una newsletter corporativa no es de obligada lectura, ni siquiera para los clientes. Por eso, el proceso para darse de baja debe ser visible y sencillo. ¡Sin trampas y con total transparencia!
 
¿Cada cuánto tiempo debe lanzarse una newsletter?

Lo primero que le digo a una empresa que quiere lanzar una newsletter es: ¿qué capacidad tienes de generar contenidos?

Dicen por ahí que hay que compartir al menos un contenido a la semana. Pero, claro está, ese contenido hay que pensarlo, escribirlo y plasmarlo… Vamos, que lleva su tiempo y esfuerzo.

Pienso que siempre hay que poner la importancia en la calidad que en la cantidad.

Si el contenido es bueno, quizás es mejor publicar una vez al mes… a publicar todos los días algo que no aporte nada.

Por otro lado es clave que la empresa se sienta cómoda con la periodicidad de la newsletter porque tan importante como la calidad es la constancia y la perseverancia. El ritmo debe sostenerse en el tiempo.

¿Estás pensando en tener tu propia newsletter corporativa y necesitas consejos sobre qué temas abordar y cómo hacerlo? ¡Pregúntame!



Soy marketera todoterreno con altos conocimientos en diseño gráfico y web y copywriting. Ayudo a empresas a comunicar mejor sus soluciones, servicios y productos, eventos, acciones de RSC o ideas.

Laura Sánchez | Marketingytal
Bilbao, Bizkaia

Escríbeme y nos tomamos un café (aunque sea virtual)