¿Utilizas presentaciones en PowerPoint en tu empresa? Consigue que sean de alto impacto

 ¿Utilizas presentaciones en PowerPoint en tu empresa? Consigue que sean de alto impacto
Si tienes una empresa o trabajas en una seguro que funcionáis con presentaciones tipo PowerPoint.

No sé por qué a los comerciales especialmente les encanta este formato tipo slides y se sienten muy cómodos con él. Sobre todo, cuando tienen que hacer una presentación, aunque sea en ‘petit comité’.

Las presentaciones, catálogos o incluso folletos tienen como objetivo comunicar algo. Es decir, que la persona a la que se lo vas a presentar o lo va a ver se quede con una idea.

No necesariamente tiene que ser algo relacionado con la venta (o sí).
  • Por ejemplo, puedes hacer una presentación sobre acciones de responsabilidad social de tu empresa.
  • O una presentación corporativa para, valga la redundancia, presentar tu empresa.
  • O una presentación sobre cómo vuestro modo de trabajar es eco friendly.
  • Y sí, claro, una presentación para vender un producto.

Si te das cuenta, estamos hablando de presentaciones muy distintas. Sí, todas son presentaciones, pero los objetivos son distintos y por tanto las ideas a resaltar son distintas también.

En cambio, lo que más me encuentro son presentaciones larguísimas, auténticos ladrillos donde se quiere contar TODO. Créeme, eso no funciona como esperas.

Yo tengo un dicho:
Si todo es importante, nada lo es.

También tengo la versión ‘Si todo es urgente, nada lo es’, pero ésa es otra historia (de la que hablamos otro día).

El caso es que la información, como todo, deber ser ordenada y jerarquizada para que pueda ser comprendida en coherencia con lo que queremos transmitir.

Si presentamos un batiburrillo de ideas en una presentación corporativa, por ejemplo, ¿con qué idea se quedarán los receptores? A saber…

Hace algunos años, en un curso sobre oratoria y persuasión, el profesor nos reveló el ‘secreto’ de los políticos: repetir una idea.
Repetir una idea de 3 a 5 veces para crear lo que se llama una ‘ilusión de verdad’.
Ya sabes el dicho:
Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad

Pero, ¿esto qué tiene que ver? Por supuesto no te estoy diciendo que mientas (¡faltaría más!).
Intento recalcar la importancia de que haya pocas ideas centrales alrededor de la presentación.

¿Cómo definir esa idea? Hazte estas preguntas:
  • ¿En qué contexto se va a usar la presentación? ¿En una reunión presencial? ¿Se va a enviar por email? ¿Se va a colgar en la página web?
  • ¿Cuál es el objetivo de esa presentación? ¿Explicar la empresa? ¿Dar a conocer las ventajas de un servicio o producto? ¿Presentar un evento? ¿Quiénes son las personas que están destinadas a verla o leerla?

Los secretos de una presentación de alto impacto

Todo es mucho más fácil si tienes claras estas dos cosas:
  • El objetivo, la idea central de la presentación, tal como hemos explicado
  • Cómo es la audiencia a la que quieres impactar. Este detalle es importantísimo a la hora de elegir las imágenes y palabras adecuadas. Porque, a fin de cuentas, con una presentación también quieres conectar y seducir a esas personas, ya sean posibles clientes, alumnos, partners…

Si esto está claro, ¡todo irá mejor!

Bueno, de acuerdo, ya sabes cuál es la idea que quieres contar y a quién vas a contársela. ¿Cómo hacerlo? 

Te doy cuatro claves van bien en la práctica (al menos, a mi me han funcionado) para diseñar, escribir y componer una presentación corporativa en PowerPoint

Hazte una plantilla tipo con los elementos de base que no debes olvidar.
Que se vea bien tu logo, la página web de la empresa o la cuenta de Twitte (si eso es importante para tu negocio).

Incluye algún vídeo.
¡Ay, el poder del vídeo! Capta la atención de las personas enseguida, ¿verdad? Te recomiendo utilizar un vídeo en la parte inicial de la presentación y otro en la parte final. Y, si la presentación es larga, otro más en el ecuador. Lo mejor de todo es que el video no tiene por qué ser tuyo. Obviamente, es interesante que lo sea, pero cualquier cosa vale si viene a cuento. Una escena de una serie o película, bien contextualizada, puede funcionar genial :)

Apuesta por el contenido visual.
Utiliza fotos, gráficos y vectores de calidad. En una presentación los párrafos largos y ladrillos te perjudican: emplea frases esenciales que se entiendan por sí mismas, pero que den pie a explicaciones durante una presentación verbal.

Utiliza slides limpias y sencillas.
No trates de mezclar demasiadas ideas en una única pantalla. Tu objetivo no es lucirte, sino que quien vea o escuche COMPRENDA, se quede con la idea que le quieres transmitir.

Espero que estos consejitos te ayuden la próxima vez que tengas que preparar una presentación profesional. Si necesitas un diseño personalizado o quieres que te ayude a estructurar tu presentación de empresa puedes contactar conmigo aquí.

Imagen vía Freepik

No hay comentarios:

Publicar un comentario